miércoles, 12 de julio de 2017

Diario de diseño de Incursión a la tierra del Dios Azul (1)

Saludos, muníficos lectores. Hace ya unos meses se anunciaba una de las señales del apocalipsis: voy a escribir un Clásico de la Marca del Este y, como escribir el módulo no es suficiente, también voy a hacer una breve serie de entradas a modo de diario de diseño, a la manera de maese Morera o maese de la Cruz. ¡Todo sea por el sharing!

Como ya se decía en el anuncio, el plan es que el módulo se ambiente en las Tierras Nómadas (la Pseudomongolia del mundo de la Marca) e incluya la clase de Viajero de las estrellas de la Caja verde. Ambas cosas se las comenté a Pedro Gil en un exabrupto porque me gustan los nómadas y me gusta el astronauta (yo mismo diseñé la clase, después de todo, como para que no me gustaran). Pero no me arrepiento de haberlo dicho un poco a las bravas, porque hay mucho que se podía entresacar.

Así que prontamente decidí ponerle comontítulo de trabajo Elfos del espacio contra samuráis y me puse manos a la obra a recoger notas y documentarme.

Mis objetivos de diseño eran grosso modo:
  • La mazmorra debía ser una nave espacial estrellada (el tropo clásico).
  • El diseño de nivel de la mazmorra debía evitar la linealidad y fomentar el volver sobre los propios pasos incluso siendo de un tamaño aceptable para las especificaciones del módulo.
  • Evitando ser un sinsentido, debía incluir un buen número de antagonistas y elementos extraños y llamativos.
  • El viaje por la estepa previo debía estar bien reflejado.
Para el último ya tengo documentación de sobra y gamificada, de forma que sin problema, así que me centré en las obras que quería revisar mientras seguía dándole vueltas a los conceptos en mi mente y tomando notas.

Así me fue necesario revisar los libros de La Marca del Este, por supuesto, así como otros Clásicos ya publicados, pero también La Marca Estelar, juego que me encanta y, al estar en el mismo "multiverso" resultaba especialmente adecuado.

No pudo faltar tampoco una buena leída al Expedition to the Barrier Peaks, que incluso se mencionaba en el anuncio, así como Gamma World o Metamorfosis Alpha.

Por otra parte, el resto de mis influencias principales para esta aventura provienen del mundo de los videojuegos, destacando las safas Fallout, Dinocrisis o Dead Space.

Inciso: sobre esta última saga de juegos, hay una serie de vídeos muy interesante sobre su diseño de niveles que recomiendo encarecidamente, así como Boss Keys, del mismo autor, donde analiza el diseño de niveles de las mazmorras de cada juego de The Legend of Zelda.

Ah, y por supuesto caben mencionar otras influencias algo más colaterales como El color que cayó del cielo o la saga Alien (el diseño claustrofóbico de la Nostromo es un gran referente).

Y en algún punto de este proceso de inventio, el módulo obtuvo su título definitivo: Incursión a la tierra del Dios Azul, pues los personajes deberán adentrarse en una jungla azul que surgió de la nada en mitad de la estepa poco después de que una estrella cayera del cielo. Los locales ya la llaman Gökday baq: el jardín del Dios Azul.

Nos vemos en la próxima entrega con la historia de cómo junté todas estas piezas dispares de forma que tuviera una semblanza de sentido. Hasta entonces muchas gracias por leerme. Valmar Cerenor!

3 comentarios:

  1. ¡Pintaza! Las inspiraciones, como mínimo, son estupendas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. :D
      Pensaba que el primer comentario iba a ser algo estilo "¿y dices que estás escribiendo una aventura para un juego de fantasía?".

      Eliminar
    2. Bueno, es que yo tengo bastante asumido que unas notas de ciencia ficción no sobran en cierto tipo de fantasía D&D ;).

      Y, además, que en la línea de Clásicos de Marca necesitábamos nuestro propio Expedition to the Barrier Peaks ;)

      Eliminar

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...